Somos mucho más que una agencia de comunicación, queremos ser agentes de cambio para generar un impacto positivo en la sociedad. La publicidad es un gran agente socializador, apostamos por una comunicación ética, responsable, que atienda a la diversidad y que fomente la igualdad de género.

Newsletter

    Whatsapp
    / Agencia de publicidad / Emprender es como subir una montaña
    emprender-subir-montana

    Emprender es como subir una montaña

    empreder-Vitoria

     

    Al principio cuando empecé a emprender pasados unos años de mucho estrés, me tuve que ir una semana a desconectar, necesitaba descansar.

    Un día decidí subir un monte de la zona. Empecé a caminar y me di cuenta que subir una montaña se asemejaba a mi propio proceso de emprendizaje, al principio empiezas con mucha ilusión, con energía y entusiasmo, tienes una visión amplia de todo y la convicción clara de querer llegar a la cima. Según el prado se va cerrando al bosque y el camino se va estrechando, bajas la mirada, coges ritmo y te concentras. Llevar bastones, ayuda, disminuyen el esfuerzo entre el 5 y 15%, te dan estabilidad y mejoran tu cadencia o ritmo, me recordaba a asociarte con alguien. Pasado un tiempo, la cuesta se va haciendo más empinada, el esfuerzo es mayor. No se puede subir a paso rápido, porque te quemas antes, hay que llevar un paso constante y tranquilo. Llega un punto que aún así hay que parar para descansar, el corazón esta a mil, tienes sed, calor. Cuando paras, te das cuenta de hasta donde has llegado, el entorno, la belleza y que hay que disfrutar del camino en definitiva. Sigues el camino, vuelta a concentrarse, te sientes orgullosa de la capacidad, el esfuerzo, casi el método que sigues, y el camino se va volviendo más estrecho y más empinado, bueno lo aceptas, es normal, es que estas llegando a la cumbre. Como el esfuerzo es mayor, hay que parar más a menudo, las vistas son más bonitas y cada vez te apetece descansar más porque tienes más cansancio acumulado, pero hay seguir porque la pereza sino puede contigo. Notas que te vas acercando a la cima, el camino se estrecha, más maleza, más duro, parece que llega pero no llega, cada vez tienes más ganas de llegar, aparece la impaciencia, la incertidumbre, y empiezan las dudas, ¿me habré equivocado de camino? En la cabeza rondan ideas de darse la vuelta, total ya he llegado lejos, las vistas son bonitas y estoy muy cansada, pero otra voz te dice que sería una derrota bajarse, que el objetivo era llegar a la cumbre y casi por obstinación, por cabezonería sigues, te quieres cerciorar si es el camino o no. Totalmente derrengada, te sale la vena “vasca” y te dices “por mis ovarios que subo”.

    Recuerdo que mi padre me decía que era muy cabezona, lo que me tomaba antes como algo negativo, creo que ahora se ha tornado en positivo, me ha ayudado mucho a no desistir con mis ideas.

    Al final aparece la cima, el bosque se abre, la maleza desaparece y se descubre la luminosidad, unas vistas y una roca grande marca el fin del camino, y se llora de la emoción, que duro ha sido pero lo he conseguido y no sería tan emocionante sin esa dureza, sin ese esfuerzo, no se valoraría tanto.

    Sólo tengo que dar las gracias a toda la gente que ha estado conmigo ayudándome en el proceso, al equipo, a los clientes que confían en Momik, a todas las personas que han pasado por Awake-Gasteiz, a los jóvenes valientes que quieren cambiar y lo consiguen. ¡Muchas gracias de verdad!

    Raquel Urtaran Nicolás