Creemos en la importancia de aparecer en los primeros puestos de los buscadores como Google, a esto le llamamos posicionamiento web. Por eso, empezamos optimizando el diseño y el contenido de la web para los buscadores. No es necesario pagar a los buscadores para tener los mejores puestos, pero es necesario que un profesional te ayude a hacerlo.

El posicionamiento SEO sirve para mejorar la visibilidad de tu sitio web. Estudiamos y creamos tus palabras clave (keywords) personalizadas e incluimos las herramientas que nos da Google para el seguimiento de la audiencia de la web: pudiendo medir así el impacto y la efectividad.

El SEM por su parte es el marketing en buscadores, el caso más conocido es el de Google Adwords. En este caso es necesario pagar al buscador para aparecer en los mejores puestos y es tan sencillo como que el que más paga es el que mejor puesto tiene.